Los diferentes estados del hormigón
Los diferentes estados del hormigón

Durante el proceso de construcción de estructuras y muros de hormigón en Lleida el concreto pasa por tres estados diferentes antes de alcanzar el grado máximo de dureza que le confiere sus características constructivas. Al echar sus diferentes componentes en la hormigonera, el cemento con los áridos y el agua, la mezcla se mantiene líquida durante apenas unos minutos tiempo que necesita para ir ganando consistencia hasta alcanzar un estado que se conoce como mezcla fresca. 

Este estado es el que nos va a permitir su transporte desde el lugar en el que se ha producido la mezcla hasta la ubicación donde se procederá a la construcción de los muros de hormigón en Lleida. Para medir su consistencia y asegurarnos de que sus características son las indicadas para cumplir con la normativa vigente para el uso constructivo del hormigón se emplea una herramienta llamada cono de Abrams y de la que hablaremos otro día.

Una vez que han transcurrido entre dos y tres horas desde que se hizo la mezcla el hormigón empieza a fraguar, es decir, el agua y el cemento empiezan la reacción química que dará  lugar a su endurecimiento. Es importante que el proceso de llenado de los moldes dé comienzo antes de ese periodo de tiempo para que el hormigón llene completamente los espacios a él destinados sin que se produzcan burbujas.

Será necesario dejar pasar unos días antes de poder retirar los moldes de encofrado para que el hormigón haya alcanzado su punto de resistencia, esto es, cuando ya no precise de sujeciones, para mantener la forma, pero aún deben transcurrir unas cuatro semanas en el  proceso de endurecimiento.

En Construcciones Encordar somos especialistas en construcciones con estructura de hormigón.

haz clic para copiar mailmail copiado